Así fue la brutal fiesta de inauguración del Coliseo de Roma

¿Te imaginas una fiesta de 100 días en los que se realizan todo tipo de batallas, cacerías, guerras navales y muchas cosas más? Pues así fueron los primeros 100 días del Coliseo de Roma, cuando en el año 80 d.C. se inauguró con una increíble fiesta que vamos a conocer a continuación.

El Coliseo fue mandado construir por Vespasiano en el 70 d.C, y 10 años más tarde, su hijo, el emperador Tito lo terminó y lo inauguró con una fiesta por todo lo alto, que se extendió día a día durante más de 3 meses.

La fiesta seguía un orden concreto, por las mañanas se realizaban las cacerías de animales, también conocidas como venationes, en las cuales expertos se enfrentaban a las bestias.

Al medio día, se realizaban las ejecuciones de criminales y prisioneros de guerra, que normalmente eran dejados en la arena frente a animales que los devoraban. Por ejemplo, encontramos el caso de un bandido que fue condenado a ser crucificado en la arena, y una vez atado a la cruz, soltaron a un oso de gran tamaño con el objetivo de que le extrajera los órganos internos.

Y por la tarde, era el turno de los combates de gladiadores y las recreaciones de batallas famosas. Sobre los gladiadores ya te hablé en el vídeo pasado, cuando conocíamos los tipos de gladiadores más famosos y llamativos que existían en el Imperio Romano. La batalla más importante de los juegos inaugurales fue la que enfrento a Vero y a Prisco, ambos gladiadores eran amigos, lo que aumentaba el morbo del combate. Después de un largo combate entre ambos, ninguno fue capaz de derrotar a su amigo y el emperador Tito, viendo lo bien que habían luchado, decidió dejar el combate en empate y les regló la libertad a ambos gladiadores.

También existían un tipo de batallas muy curiosas, conocidas como naumaquias, que se cree que se llegaron a desarrollar en el interior del Coliseo. Este espectáculo consistía en la representar batallas navales. Para ello, inundaban la parte inferior del anfiteatro e introducían grandes barcos cargados de soldados que se enfrentaban entre sí.

Interior del Coliseo de Roma.

Con respecto a los animales utilizados en los juegos de caza, según algunos cronistas, durante los 100 días de inauguración del Coliseo, se llegaron a matar hasta 9000 animales de todo tipo. Estos eran traídos de todos lados del imperio, pero principalmente de África y entre ellos destacaban los elefantes, los osos, los toros, los leopardos, los leones o los rinocerontes.

Lo cierto, es que todos estos espectáculos, eran una manera de entretener a la población y que, de esa manera, no estuvieran pensando en revelarse contra sus gobernantes.

Además, en el momento de la inauguración del Coliseo, Roma estaba pasando un mal momento. Entre otras cosas, se había producido la erupción del volcán Vesubio que destruyó Pompeya, había fallecido el emperador Vaspesiano, un incendió afecto a la ciudad de Roma durante días.

Es decir, la inauguración del Coliseo fue para los romanos una manera de disuadirse de la realidad y en cierto modo, un control social por parte de los gobernantes, algo muy similar a lo que ocurre hoy en día con el fútbol.

RCV

RCV

Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *